Una boda hispano-francesa en el Castillo de Santa Catalina

Una boda hispano-francesa en el Castillo de Santa Catalina

santa-catalina-boda-malagaEl pasado 1 de septiembre se daban el sí quiero Florence y Jesús, junto al mejor testigo del mundo, su hijo Pablo. Esta políglota pareja, ella francesa, él español y ambos residentes en Luxemburgo, lo tuvieron clarísimo a la hora de elegir lugar dónde celebrar su enlace …nuestra querida ciudad ¡Málaga!

Como muchos de los invitados procedían de fuera, los novios nos pidieron que les organizáramos un fin de semana inolvidable en nuestra ciudad, y así lo hicimos. El día previo a la boda organizamos un cóctel en uno de los lugares icónicos de Málaga, El Balneario de los Baños del Carmen. Los invitados quedaron prendados con la puesta de sol y nosotras también, la verdad que las puestas de sol en septiembre son inigualables.

¡Y llegó el gran día!

En pleno casco antiguo de la ciudad, en La iglesia de los Mártires se ofició una bonita ceremonia, íntima y cargada de emotividad. Tras el sí quiero y alguna que otra lágrima, los invitados fueron trasladados en autobuses y coches privados al lugar de la celebración. El Castillo de Santa Catalina, un palacio de estilo renacimiento árabe de principios de siglo XX construido sobre una colina con vistas sobre la bahía de Málaga.

El cóctel de bienvenida estuvo amenizado por la música de la guitarra española, que encantó a todos los invitados. El rincón del seating, de estilo vintage muy acorde con el enclave. Un antiguo escritorio decorado con candelabros y un biombo donde los invitados podían consultar su mesa.

Un biznaguero hizo entrega cada una de las señoras de una biznaga de camino a las mesas, un intenso olor a jazmín envolvió la velada. Las mesas quedaron muy elegantes, decoradas con flores en tonalidades rosa, y elementos en color dorado y verde. Los novios quisieron personalizar cada unos de los sitios, de manera que además del marco indicando el número de mesa cada invitado tenía su propio seating individual.

boda MálagaDurante la cena se proyectó un video de la pareja y mensajes de los invitados que les encantó. También las amigas de la novia organizaron una actuación y distintos discursos, contando graciosas anécdotas e historias compartidas.

Con unos invitados tan animados, no es de extrañar que en cuanto comenzó el baile y la barra libre todos se divirtieron de lo lindo haciéndose fotos en el fotomatón que instalamos.

Chicos sin duda fue una noche inolvidable para vosotros, pero creernos cuando os decimos que para nosotras también. Muchas gracias por elegirnos como wedding planners para el día de vuestra boda, organizar una boda a distancia con cientos de emails cruzados y miles de kilómetros de distancia no es tarea fácil, pero con vosotros ha sido un enorme placer.

Por último y como siempre, agradecer a nuestro equipo de colaboradores, que ya forman parte de la familia Mys Eventos todo su trabajo y profesionalidad:  Esencia Floral, peggyandco , Lepanto Catering, Hotel Castillo de Santa Catalina , fotoglam,

 

Leave a comment to this post Required fields are marked *